miércoles, septiembre 3

hi3hr01232
Silvestre me ve y piensa "este tipo no se cansa, no se cansa, en verdad me ama", te amo Silvestre, me inflas como globo y me llenas de energía como el chocolate; tu cuerpo sabe a rosa y sal y tu lengua a helado con lechugas y fresas. Ensalada en las mañanas. En las mañanas baños calientes. Con baños calientes a la calle y en la calle calcetines en la boca y miradas voladoras que cachan las mujeres hermosas.
¡Quid!
Hermosas
2u21'rjdfs

1 comentario:

Raquel Olvera dijo...

Myan, hasta hoy encontré tu comentario en mi blog, qué bueno, así conocí el tuyo. Me encanta. Ya estás en mi lista